Apertura y equidad favorecen desarrollo: Huerta Peña

• Concretan inversión de 7 mil millones de euros para crear 6 mil empleos y generar energía limpia

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de Marzo de 2019.- La construcción de una nueva planta de generación de energía a base de gas etano o gas LNG, con inversión inicial de 7 mil millones de euros y la creación de 6 mil empleos directos e indirectos, en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, demuestra que las nuevas condiciones que ofrece el gobierno federal dan frutos en materia de inversión productiva y creación de nuevas plazas laborales.

Edgard Huerta Peña, líder del proyecto que encabeza Petróleos Internacionales del Caribe, aseguró que hoy existen condiciones muy favorables para la inversión privada en México, donde “se rompió el dominio que mantuvieron unos cuantos y se abrió la posibilidad para que empresas y personas apuesten al desarrollo de México”.

En entrevista, destacó la reciente reunión con el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, con quien se confirmó el importante proyecto que implicará, hasta su etapa productiva, una inversión superior a los 10 mil millones de euros, con lo que se construirá en una superficie de 250 hectáreas en el puerto de Lázaro Cárdenas, para generar, a través de gas natural, 6 mil megavatios.

“Se trata de la generación de energía limpia, totalmente amigable con el ambiente, en un proyecto de nueva generación para satisfacer la necesidad energética de un puerto que tiene grandes posibilidades de desarrollo y desde ahí contribuir a la modernización energética del país”, apuntó Huerta Peña.

Indicó que con esta planta se cubrirá la demanda energética que hoy registra esa zona, donde existen importantes plantas productoras, por ejemplo, de acero, que operan parcialmente precisamente por falta de energía, y ahora podrán detonar su desarrollo a precios muy competitivos.

“Este proyecto es único en su tipo con estas capacidades en México y Latinoamérica”, asentó Edgard Huerta, y explicó que es un esquema que podrá reproducirse en otras zonas del país donde se requieren esquemas energéticos alternativos de calidad, gran capacidad, y una visión ambiental muy importante.

Aclaró que la nueva planta se desarrollará junto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en un esquema financiero claro y transparente, dejando detrás contratos en los que se obligó al gobierno de México a pagar por proyectos que siguen sin generar energía a favor de los mexicanos.

Por último, Huerta Peña planteó que la nueva planta generadora de energía eléctrica a base de gas etano o gas LNG podría estar en operaciones en máximo tres años, lo que transformará la capacidad productiva del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y del país en general, que contará con un nuevo esquema energético desarrollado en condiciones de igualdad, equidad y transparencia que es posible ahora bajo los parámetros que impulsa el Gobierno de México.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *